martes, 10 de enero de 2017

UN DIA CUALQUIERA EN LA ISLA




Todos los días en la isla la rutina era la misma: un amigo y yo nos levantábamos sobre las 9:30 españolas, es decir las 7:30 cabo verdianas y nos acercábamos a la playa de enfrente de casa a ver como estaba el mar. Después íbamos a comprar el pan y algo mas para desayunar y comentábamos donde podía ser el mejor sitio para ir a surfear ese día. Una vez planificado, preparábamos las cosas, cargábamos las tablas en el coche y nos íbamos por la isla a surfear en el sitio que viésemos las mejores condiciones. Después íbamos a comer al sitio de siempre, en el que se comía genial y había un poco de todo por las tardes mientras mi entrenador, su novia y el resto tomaban el sol o algo alejo, el niño, y yo surfeabamos en la playa de enfrente de casa hasta que casi se hacia de noche y había que salir por los tiburones, ya que era su hora de comer jajajajaj. A veces estaban para recogernos y sino nos íbamos andando a casa, nos duchábamos y hacíamos tiempo hasta las hora de la cena.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada